domingo, 25 de diciembre de 2011

COLECCIONISMO MILITAR: "Ridgeway cap" (Guerra de Corea - Guerra de Vietnam)

Bien, pues siendo fiel cumplidor de mi palabra, aquí van dos piezas más de mi colección...

Se trata de dos modelos de la famosa "Ridgeway cap" utilizada por el US Army durante los años 50 y principios de los 60 (hasta inicios de la Guerra de Vietnam, momento en el que fue paulatinamente sustituida por el modelo "Hot weather cap" cuyo patrón de confección seguía el mismo que el de las gorras de beisbol).

Este modelo se introdujo en el ejército finalizando la guerra de Corea, donde apareció con idea de sustituir a la M-1951, debido a que entre los mandos se consideraba que la forma de esa gorra (evolución de la utilizada durante la II Guerra Mundial, y de la que se diferenciaba mínimamente) restaba marcialidad al Ejército, ya que se deformaba con facilidad, especialmente después de los lavados.

En estas dos imágenes, tomadas durante la guerra de Corea, vemos como aun conviven los viejos modelos M-1943 de II Guerra Mundial con la M-1951 (de visera algo más grande que la anterior) y la nueva "Ridgeway cap".

Fue precisamente el General Mathew B. Ridgeway el precursor de su adopción, pues encontraba en su diseño rígido la prestancia buscada para estas prendas (de ahí que fuera bautizada como "Ridgeway cap").
Sin embargo este modelo no llegó a ser un modelo de dotación Oficial, puesto que el Ejército se limitó a expedir una serie de órdenes por las cuales las antiguas M-1951 debían ser transformadas mediante el almidonado o la colocación de piezas rígidas como cartones laterales o aros interiores que le confiriesen esa rigidez que convertía a la gorra en una especie de kepis (aunque no se conseguía la rigidez total de la gorra, sí que le confería cierta prestancia).

Aquí nuestro famoso General en una portada del LIFE y luciendo aun la M-1951.

Este primer modelo que os enseño es de dotación militar, en el color OG-107 asumido a partir del 1 de Julio de 1.952, y con la insignia de salto de los paracaidistas y bajo ella, la de graduación de Teniente 2º.

El interior carece de etiquetas de confección particular

Los multiples agujeritos y señales que tienen pertenecen a una serie de insignias que llevaba la gorra por todas partes, insignias pertenecientes al uniforme del soldado que la usó, y que los veteranos solían prender de sus gorras una vez finalizado el servicio. Evidentemente le he dejado sólo las que he estimado más convenientes y reglamentarias.

En esta otra foto vemos con más detalles los "apaños" que se les hacían a estas gorras para dotarlas de más rigidez, en este caso mediante la introducción de un aro metálico que mantenia la corona rigida (al igual que sucedía con las gorras de plato), sin embargo en los laterales de la gorra se ve que la misma no se confeccionó almidonada (estas gorras se solían distinguir bastante bien porque la tapa superior solía estar combada hacía adentro y los laterales se veían arrugadillos.

Dos intantáneas tomadas durante la guerra de Corea y en las que vemos diversas gorras "transformadas" con mayor o menor fortuna.

Por otra parte no encontramos con una serie de modelos de comercialización privada que sin embargo, adquirieron incluso más popularidad que las proporcionadas por el Ejército, ya que se confecciónaban expresamente almidonadas y preparadas para mantenera esa forma rígida (que hizo que recibiesen también el sobrenombre de "Coffee can" por lo mucho que recordaba su forma a la de una taza de café). De todas formas, aunque estas gorras fueron bastante apreciadas por el estilo marcial que conferían al soldado, lo cierto es que no resultaban demasiado cómodas en la práctica, precisamente porque lo primero que se debe buscar en una gorra de "faena" es la comodidad y la facilidad para guardarla donde quiera que sea, aspectos de los que adolece una pieza cuya forma rígida se pretende conservar a pesar del uso.

Anuncio publicado en prensa de uno de los modelos que más populares fueron (llegando a venderse no solo en tiendas sino incluso en los economatos de los cuarteles). La "Spring-up" de Lousville, una casa con bastante tradición en la confección de prendas de cabeza militares.

De nuevo nuestro viejo amigo el General Ridgeway, con una "Ridgeway cap" que por sus formas totalmente rígidas apunta a que sea de adquisición particular.

Y he aquí mi "Ridgeway cap" de adquisición particular, fabricada de manera que guardase las formas en cualquier situación, con los laterales almidonados y el aro interior ya introducido bajo el forro. El color es una variante del Kakhi bastante interesante, y la insignia que lleva en este caso es la de Sargento de Primera.

Al igual que le sucedía a la otra, ésta también llegó a mis manos plagada de insignias, por lo que se las retiré cuidadosamente dejando tan sólo la reglamentaria de grado (aunque lo cierto es que, en cuanto al tipo de insignias que llevaban, y al igual que sucedía con las "Garrison cap", el Ejército fue especialmente permisivo al respecto pues lo mismo se podían ver insignias de grado, que de especialidad, que de Cuerpo o Unidad, especialmente en frentes de guerra, donde el tema de la reglamentación se solía relajar bastante..)

Mi gorra no es la "Spring-up" de Lousville, pero sí una "Jump-up" de Falcon, otro modelo que se vio con bastante frecuencia (los enganches de tipo pin de la insignia son una variante temprana del modelo que actualmente conocemos y que se adoptó en el Ejército a partir de 1.926)

Dos imágenes tomadas durante la Guerra de Corea y en la que vemos modelos perfectamente rígidos y almidonados.

También durante la Guerra de Vietnam se pudieron ver tanto el modelo comercial como el "transformado" de dotación gubernamental.

He aquí varios ejemplos más en los que se pueden observar algunos de los distintos tipos de insgnias que se solían usar (imagenes tomadas durante la guerra de Corea). En la primera imagen vemos conduciendo un jeep a un soldado que ha decidido prender en su gorra la insignia genérica US (aunque ha optado por utilizar la que solían llevar los Oficiales).
Debajo, a la izquierda, un soldado con rango de especialista luce una insignia de Unidad en su gorra, a su derecha vemos un teniente con un juego de insignias igual al de una de mis Ridgeway, y finalmente el amigo Elvis Presley en una imagen tomada en Alemania (donde cumplió el servicio militar en 1.958 licénciandose en 1.960 con el grado de sargento) y en cuya gorra luce una insignia de Unidad.

sábado, 17 de diciembre de 2011

Desde el santurario de Loreto, casa del sí de María, nace La voz del Santo Rosario...(agarrarse que viene curvas).

ALUCINANTE...sencillamente alucinante... Ya hacía tiempo que tenía yo ganas de hablar de este anuncio que llevo viendo de un tiempo acá en televisión...y es que, con todos mis respetos hacia aquellos que vivan la religión más profundamente que yo (que no es que la viva mucho..) hay que reconocer que el anuncio manda huevos... Vaya, que dejando a un lado las personales connotaciones que pueda tener para cada cual el hecho de rezar un rosario, anunciarlo de esta forma es... es simplemente demencial.


video

El anuncio arranca evocando momentos de antaño en la que se nos muestra una familia rezando al calor de la chimenea (lo cual hasta cierto punto puede ser posible...si bien la niña con las manos puestas así, en plan postal años 40...en fin, un pelín forzado, no?)

Encima tós arrepanchanaos en el sofá mientras rezan y la niña ahí de pie...porque como el rosario es corto..

Pero es que lo que sigue ya se sale de madre... nos muestra a una pequeñaja (¿que edad tendrá...nueve añitos?) sentada en la cama de su habitación y aprendiéndose el rosario en lugar de andar con las bratzs o la nintendo super mario kart entre las manos (no sé por qué, pero cada vez que veo esta escena se me vienen a la cabeza la lista de los reyes godos, los ríos de España y la tabla periódica..)

Pobrecita mía la cara de agobio que tiene...si hasta se le escapa un suspiro y todo...

..menos mal que en esta otra ya se la ve muuucho más relajada, dónde va a parar...(y al padre cualquierilla le repía, con el careto ese de cinturonazo bien dao que tiene..)

Después nos ofrecen una imagen rancia a más no poder (los del Nodo parecerían principiantes a su lado) con otra chavala que va a hacer su primera comunión y va encantada porque ya se sabe el rosario de pé a pá (que igual me equivoco...pero yo juraría que en la Primera Comunión no se rezaba el rosario...)

Las amigas de botellona en el parque, y ésta delante del espejo, rezando su rosario de los sábados..

Y finalmente nos vuelve a relatar lo ameno y divertido que resulta rezarlo en familia (con una escalofriante secuencia en la que todos están a la mesa, con el Rosario entre las manos y rezando con la cabeza gacha...Dioosssss, que sólo falta en la escena la madre de Carrie presidiendo la mesa y un vasito con matarratas delante de cada uno pal postre, para poder iniciar sin problemas su viaje a Raticulín junto al resto de elegidos...)...y encima dice el locutor: "y los niños participarán de la oración con más alegría y diversión"...pues sí, está claro que Pocoyó tiene los días contados...

Esto es una comida amena y familiar...y no lo que hacían en Médico de familia...

Sinceramente espero que esto no sea tomado como un ataque a la religión (no soy practicante, pero tampoco tengo nada en contra)...es sólo que el anuncio es para flipar en colores...porque decir que lo pueden usar los ciegos porque tiene los botones en relieve...(y encima lo hacen mostrándonos un papel escrito en braille junto al aparatito...pa que relacionemos...)...en fin, que como poco es LA LECHE.

Si es que está tó pensao!

Tan sólo apuntar un defectillo en el invento... al Papa Wojtyla no se le entendía un carajo cuando hablaba en castellano... así que la tarea es chica..

jueves, 15 de diciembre de 2011

COLECCIONISMO MILITAR: Gorra de plato US Army. II Guerra Mundial.

Bien, pues siguiendo la tónica de recuperar el apartado de "Coleccionismo militar" que tan abandonado tenía, paso a reeditar un post antiguo aprovechando que tras muchas investigaciones he llegado incluso a identificar a su legítimo dueño..!

Por eso vuelvo a presentar una de las "joyas de la corona" de mi colección, una flamante gorra US Army de II Guerra Mundial.

Sin duda alguna, una de mis más preciadas posesiones.

Confeccionada siguiendo el patrón reglamentado para las prendas de cabeza utilizadas en invierno o en teatros de operaciones fríos.

Sencillamente MAGNIFICA.

En el perfil de la gorra se puede comprobar el excelente estado de conservación, sin deformidades visibles ocasionadas por el uso o un mal almacenamiento.

Afortunadamente la tela de la corona no tiene manchas ni picaduras de polilla, algo bastante común entre las prendas de esta época.

Fabricada en fieltro (furt felp) muy práctico por sus propiedades impermeables, y de un elegantísimo color OD oscuro más cercano al marrón que al verde, un color que gustaba usar especialmente en las USAAF y, en general, entre los Oficiales, pues en realidad el color reglamentario del US Army era el OD (OD: Olive Drab "Verde Oliva") (Picar sobre esta frase para ver más información sobre este tipo de prendas).

Esta foto sirve de inmejorable ejemplo para ilustrar lo que comento en cuanto a las diferencias de tonos entre el uniforme y las gorras USAAF con respecto a las OD estándar del US Army. A la izquierda podemos ver a los Generales Anton y Eisenhower con el OD estandar del Ejército mientras a su derecha vemos distintos mandos de las Fuerzas Aereas con los colores más oscuros que usaban en su uniformación.

Con visera y barboquejo de cuero marrón rojizo (russet brown), color característico de la época, esta gorra luce la insignia del águila y la banda central de tela trenzada (mohair band) identificativas de las gorras de Oficiales y que en esa época servía como rasgo particular que las diferenciaba de las de tropa y suboficiales (a partir de finales de los 40, inicios de los 50, las gorras de suboficiales y tropa también pasaron a llevar la banda central de tela trenzada, distinguiéndose de las de Oficiales tan sólo por la insignia).

Por esta época los únicos que llevaban la banda central de tela trenzada en sus gorras eran los Oficiales.

Esta gorra traía la insignia del águila estándar (insignia que evidentemente aun conservo) sin embargo he decidido exponerla luciendo una emblemática insignia de la época a la que se conocía como "Victory eagle" (águila de la victoria) y que fue bautizada así por la forma en V de sus alas. Una insignia de tamaño especialmente grande que puede considerarse como una variante de la famosa insignia "Jumbo" que tan popular se hizo entre los miembros de las Fuerzas Aereas (siempre deseosos de destacar).

Tal vez parezca una tontería, pero a mí me encanta este tipo de insignia...mucho más evocadora sin ninguna duda que la standar que ha sobrevivido hasta nuestros días..

A la izquierda, el piloto USAAF Capitán James Elvidge "Jimmy" Peck con la insignia V en su gorra. A la derecha el Capitán de Artilleria del US Army, James Wallace con la insignia standar que traía mi gorra.

Por otra parte, esta pieza conserva en excelente estado de conservación el forro interior color ocre que llevaban la mayoría de las piezas de esta época (por una cuestión meramente estética).

Como se puede ver, el interior se conserva en perfectas condiciones.

Sello interior de la afamada casa Dobbs, una de las más conocidas de la época.

También podemos ver que trae una correa de ajuste trasera, lo que la hace aun más peculiar, pues las gorras reglamentarias en su mayoría no solían llevarlas.

Esta correa de ajuste trasero ayudaba a ceñirse bien la gorra.

Muchas traían también un pequeño ganchito donde apoyar la correa cuando no estaba apretada, como en este caso.

Instantánea en la que vemos como, curiosamente, todos los Oficiales del famoso bombardero B-17 "Memphis Belle" llevaban sus gorras con la correa trasera de ajuste.

De hecho esta gorra conserva incluso la etiqueta interior identificativa de su dueño, donde podemos leer: “OTTO EISERT. CAPTAIN, M.C.”

Y fue precisamente esta tarjetita la que me llevó a iniciar mis investigaciones, en primer lugar porque quería averiguar a qué se referían exactamente las iniciales M.C.

Por lo tanto, con estos datos en mi mano, me puse a investigar por la red a ver si daba con algún dato que me indicase la identidad de este Capitán Otto Eisert... y mira por dónde me encontré precisamente con una página en la que aparecía el obituario de un tal Doctor Otto Eisert (inmediatamente asocié las siglas M.C. de la tarjeta con las de “Medical Corps” o Cuerpo Médico) y escarbando, escarbando, con el tiempo acabé encontrando otra página en la que se hablaba un poco de su trayectoria y se indicaba que se graduó como médico en 1.939 (lo cual me hizo sospechar aun mas que podría tratarse de él, pues veía muy probable que tres años más tarde, una vez EEUU entró en la guerra, el Ejército reclamase sus servicios..)

Total, que después de dar muchas vueltas, y en parte gracias a que fue un afamado medico especialista en medicina física y de rehabilitación, logré dos o tres directorios en los que aparecían distintas direcciones, todas de New Jersey, atribuidas a este eminente doctor, a las cuales envié sendas cartas dirigiéndolas a la familia del Dr. Otto Eisert, y en la que me interesaba por este aspecto de su vida en concreto y la posibilidad de que tuviese en mi poder su gorra... y cual no sería mi sorpresa que tan solo una semana después de haber enviado las cartas, recibí una misiva escrita por su hijo William, el cual me explicaba que efectivamente su padre prestó servicios como Capitán durante la II Guerra Mundial (aunque cuando se licenció ya había alcanzado el rango de Teniente Coronel) y que su paso por el US Army fue un aspecto de su vida de la que su difunto padre se sentía especialmente orgulloso (como buen patriota americano!)...eso sí, le extrañó mucho que ahora la gorra se encontrase en España, pues al parecer su padre estuvo destinado en America, no llegando nunca a cruzar el charco (por lo que se ve desconocía el alcance que tiene el mercado internacional del coleccionismo..) y finalmente me rogaba encarecidamente que cuidase bien de la gorra (algo que está claro que haré). Por lo tanto ahora tengo el gusto de poseer una pieza de la que conozco incluso a la persona que la lució durante la II Guerra Mundial. Casi ná.

Y he aquí distintos ejemplos en los que podemos ver modelos similares al mío:

En primer lugar vemos al Capitán Charles Getty, de las Fuerzas Aereas, con un modelo igual a este, en el que también luce la insignia de águila en V.

En esta otra vemos precisamente a dos miembros del Cuerpo Médico luciendo incluso el modelo de insignia standar que traía mi gorra (a la izquierda, un médico sin identificar en una foto tomada en Enero de 1.944, a la derecha el Teniente Coronel Harry E. Fetterolf, Oficial médico de las Fuerzas Aereas).

Como colofón pondré una imagen escaneada del famoso libro "Visor hats of the United States Armed Forces 1930-1950" de Joseph J. Tonelli, en la que vemos este mismo modelo (solo que con la insignia de aguila original que, como ya comento, aun conservo en mi poder).

La unica diferencia con la que yo tengo en mi poder es que ésta es una "crusher" a la que se le ha retirado el aro interior rígido de la corona, una costumbre muy extendida en la Fuerzas Aereas por lo útil que resultaba para poder llevar con comodidad la gorra con los auriculares puestos durante los largos vuelos que debían efectuar en sus peligrosas misiones.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

COLECCIONISMO MILITAR: Bayoneta francesa Chassepot 1.886.

Pues me acabo de dar cuenta de que mucha imagen militar, mucho articulito de cuchillos, mucha tontería con la historia de las gorras...pero en realidad de mi colección particular apenas sí he publicado dos o tres cosillas (con la peaso colección que yo tengo!!!)…así que desde hoy me comprometo conmigo mismo a colgar como mínimo una pieza de mi colección a la semana…a ver si de aquí veinte o treinta años me ha dado tiempo a mostrarla entera..(porque encima algunas de las piezas que tengo son o serán itinerantes…de hecho ya he tenido que borrar un par de las que ya había colgado aquí porque las he sustituido por piezas mejores y ya no están en mi colección...)

En fin, que para re-estrenarme con esta sección os presento a una de las “abuelitas” (aunque más bien debería decir “bisabuelitas”) de las que tengo en mi poder...

Una auténtica reliquia en cuyo estado se puede apreciar sin duda alguna el inevitable paso del tiempo.

Nos encontramos con una bayoneta francesa para el fusil Chassepot modelo 1.866, que se vino fabricando desde ese año y hasta 1.874 (lo que no significa que no se utilizase posteriormente ya que este modelo se pudo ver en uso tanto a principios de la I Guerra Mundial como incluso en nuestra Guerra Civil española, pues Francia cedió o vendió numeroso material militar ya obsoleto al bando republicano).

Una bayoneta de notable envergadura (69,50 cm. en total, con una hoja de 57 cm de largo)

Lo que la convertía en casi una lanza cuando se engarzaba a su fusil

Aquí podemos ver (el segundo a la izquierda) el fusil con la bayoneta engarzada, que curiosamente no se ponía debajo del cañón como era usual, sino a su lado derecho.

La empuñadura de latón dorado ha sido cuidadosamente limpiada y restaurada por un buen amigo mío dejándola en este estado tan admirable (lamentablemente el estado de la hoja y la empuñadora eran ya insalvables).


De hecho, incluso el sistema de funcionamiento del enganche se conserva en estado totalmente operativo, de manera que se podría engarzar sin ningún tipo de problemas en el fusil Chassepot.


En cuanto a los marcajes, la corrosión tan solo ha permitido que sobrevivan esta especie de M enmarcada en un círculo que hay en la base de la hoja, y una V junto al botón de enganche, posiblemente marcajes de fabricación o incluso meramente de inspección (aquellos que se grababan en las armas que habían recibido el visto bueno de los organismos de inspección militares)

Esta pieza se encuadra entre las del tipo “espada-bayoneta” (creo que no es necesario explicar por qué) y de la clase conocida como “Yataghan” por el parecido que guardaba el diseño de su hoja con el antiguo sable turco o Yataghan, con esa curvatura tan característica.

Ejemplo del sable turco Yathagan en el que se inspiró el diseño de esta bayoneta.

Lo cierto es que este es uno de los modelos que más imitados han sido, habiéndose utilizado por casi todos los países conocidos en algún momento de su historia y en cuyos arsenales se ha contado con una u otra variante del modelo de bayoneta Yathagan.

Sobre esta bayoneta Chassepot, otras dos bayonetas hermanas que siguen el mismo patrón de diseño.

Finalmente en esta imagen podemos ver un destacamento bávaro del ejército Imperial entre cuyo armamento (una curiosa amalgama de distintos modelos) podemos ver, flanqueando al Oficial al mando, dos ejemplos de bayoneta francesa Chassepot 1866 (y es que era muy usual en la época que los ejércitos reutilizasen el armamento capturado al enemigo).