lunes, 24 de enero de 2011

Razas de El Señor de los Anillos: LOS ELFOS (IV)

LOS TELERI.
El último pueblo en iniciar el Gran Viaje a Valinor y el que más se demoró fue el Pueblo Teleri, el más numeroso de los tres y el que en más ramas se dividió por el camino. De hecho, tan numerosos eran que debían ser conducidos por dos líderes: Elwe (uno de los tres Elfos que visitaron Valinor) y su hermano Olwe.

Los Teleri fueron conocidos por ser grandes marineros y constructores de hermosas embarcaciones.

Físicamente hay algo que les distingue, y es que entre sus miembros a veces se podían ver Elfos con el cabello plateado.

Olwe, al igual que su hermano Elwe, tenía el cabello plateado.

Celeborn, quien se casara con la Dama Galadriel, también era famoso por su cabello color plata.

Pues bien, las diferentes ramas se fueron formando teniendo en cuenta quién llegó a finalizar el Gran Viaje y quien se quedó en la Tierra Media, quedando la división del siguiente modo:

Esquema del destino hasta el que llegó cada una de las distintas ramas en las que se dividieron los Teleri en el tiempo en que Valinor (a la izquierda) aun se encontraba unida a la Tierra Media (picar en la imagen y darle al zoom para verlo mejor)

Por un lado están los que llegaron a Valinor adquiriendo la categoría de "Calaquendi" o Elfos de la Luz:
LOS FALMARI: Conocidos como "Elfos del mar" y que llegaron hasta Valinor conducidos por Olwe. Allí habitaron en sus costas, pues amaban el mar, donde se manifestaron como los más grandes marineros que jamás hubo, construyendo sus famosos barcos blancos con forma de cisne y siendo considerados también como los mejores cantores de entre todos los Elfos, pues tanto en las artes marítimas como en la música del mar fueron adoctrinados por el mismísimo Ulmo, Señor de todas las aguas.

Las embarcaciones de los Falmari finalmente llegaron hasta Valinor arrastradas por los cisnes que les regalaron los Ainur para ayudarles en su travesía.

Por otro lado están los que se quedaron en la Tierra Media, a quienes se consideró "Moriquendi" o Elfos Oscuros pues no conocieron la luz de las Tierras sagradas de los Valar. Sin embargo también entre ellos hay diferencias, pues algunos crecieron en poder y conocimiento sobre otros, quedando por tanto subdivididos de este modo:
LOS SINDAR: Conocidos como "Elfos grises" o "Elfos del Crepúsculo" ya que, aunque no
pudieron convertirse en Elfos de la Luz por no llegar a finalizar el Gran Viaje a Valinor (su Señor Elwe se enamoró de Melian, una Maia que habitaba en la Tierra Media, y se quedó a vivir allí con ella) sí que crecieron en conocimiento y poderes gracias a las enseñanzas recibidas. Principalmente se conoce así a los Elfos que habitaron en el reino de Doriath, bajo el cetro de Elwe (quien sí fue considerado como Elfo de la Luz pues llegó a recibir la luz de Valinor) y su esposa, la Maia Melian (de la raza sagrada de los Ainur) gracias a los cuales alcanzaron esa categoría que los elevó sobre otros pueblos.

Elwe Singollo (también conocido como Thingol o Rey Mantogrís), rey supremo de los Sindar, junto a su esposa Melian, de la sagrada raza de los Ainur.

De entre los Sindar debemos destacar una facción que fue la que más lejos llegó en su viaje por la Tierra Media.
Los Falathrim: Conocidos como "Elfos de las Falas" ("Falas" significa "costas" en el idioma sindar) y que alcanzaron las costas mismas de la Tierra Media junto a las huestes de Olwe, si bien no llegaron a cruzar el mar y se quedaron a vivir en sus playas convencidos por Ossë, un Maia de la corte de Ulmo (el Señor del mar) quien los amaba tanto que quería que habitaran junto a él y no en Valinor. Y allí se quedaron, recibiendo las enseñanzas de Ulmo y Ossë, quienes les transmitieron las artes del mar y la música (lo cual los asemeja mucho a sus hermanos los Falmari), alcanzando así también la categoría de Elfos Grises. Este pueblo tiene un lider propio (Cirdan, el carpintero de barcos) aunque éste siempre reconoció la suprema soberanía de Elwe.

Tras completar su misión, Gandalf y Frodo finalmente partieron hacia Valinor en el barco que para ellos había construido Cirdan, con quien hicieron el camino hacia las Tierras sagradas como premio por su hazaña.

LOS NANDOR: También conocidos como "Elfos Silvanos" o "Elfos de los bosques", se trata de una facción de los Teleri pertenecientes a las huestes de Olwe, que aunque iniciaron el Gran Viaje, no llegaron a cruzar siquiera las Montañas Nubladas por temor a tan arriesgada empresa, y por lo tanto no son considerados Elfos Grises quedando relegados a la categoría de "Moriquendi" o Elfos de la Oscuridad por no haber crecido en poder y conocimiento; sin embargo a esta casta se la considera como la que mayor conocimiento tenía de entre todos los Elfos sobre toda la flora y la fauna que habitaba en la Tierra Media.

Por otra parte, aunque esta separación hizo que se alejasen de sus hermanos Teleri tanto en lenguaje como en costumbres, sí que compartían con ellos su gran amor por las aguas, por lo que solían habitar junto a las cascadas y las corrientes.

Los Nandor eran los menos marineros de entre los Teleri, habitando en distintos reinos repartidos entre los diversos bosques de la Tierra Media.

De entre ellos podemos destacar una rama en particular:
Los Laiquendi: Conocidos también como "Elfos verdes" o "Elfos verdes de Ossiriand" pues sus vestiduras eran del color de las hojas y tras oir hablar del reino Sindar, Denethor, hijo de Lenwe (el Señor de los Nandor) decidió cruzar las Montañas Nubladas para habitar en dicho reino, estableciéndose en Ossiriand con el permiso de Elwe, rey de los Sindar. Los Laiquendi se caracterizaban porque poseían unas especiales dotes para la música y el canto (haciendo de nuevo gala de su origen Teleri)

Los Laiquendi solían combatir con el arco y mediante la emboscada oculta.

domingo, 23 de enero de 2011

CITAS CÉLEBRES (VI)

Estos días he vuelto a ver cómo se iba una persona querida, la madre de un gran amigo al que sinceramente aprecio...desgraciadamente eso es algo cada vez más habitual (ya no tenemos 15 años...y los que nos rodean cumplen años al mismo ritmo que nosotros..) y lamentablemente cada vez me cuesta más asistir a estos tristes momentos, pues me hacen ser cada vez más consciente de que algún día será a mí a quien tengan que confortar... Eso me ha hecho recordar una frase que siempre me ha llamado poderosamente la atención por todo lo que encierra en ella... Es parte de una de las famosas rimas de Becquer, y en ella se plasma no sólo la tristeza que nos deja la muerte de un ser querido, no nos habla de nuestra pena ni del sentimiento de vacío que nos pueda dejar...esta frase se refiere al que se fue y a la tristeza misma que encierra la muerte.

Tengo que reconocer que en parte me gusta por ese aire de oscuro romaticismo que ha rodeado siempre a la muerte y que tan bien sabía plasmar Becquer, quien hizo de la tristeza un instrumento más de su arte, y por eso hoy me apetece dejarla aquí, convirtiendo una frase sacada de una poesía en una de esas citas que por algún motivo me llaman la atención y quedan grabadas en mí.

Concretamente se trata de la rima LXXIII, en la que nos relata lo que ocurre desde que una doncella fallece hasta el momento en que es enterrada, y en el que reflexiona una y otra vez con gran pena sobre la soledad de la muerte...no la del que se queda, sino la del que se va (algo en lo que practicamente nadie piensa)... y lo hace con una frase en la que se refleja perfectamente ese sentimiento de pena y abandono que muchas veces he sentido al salir del cementerio, cuando he tenido que acompañar a algún familiar o amigo en una de estas tristísimas ocasiones..

¡Dios mío, que sólos se quedan los muertos!

- Gustavo Adolfo Becquer -


domingo, 16 de enero de 2011

IMAGENES MILITARES CURIOSAS: Sexo en la II Guerra Mundial.

Pues no...no voy a colgar imágenes de soldados chingando y echando kikis a diestro y siniestro... se trata de ver la importancia que se le dio a este tema durante la guerra, donde fue usado para aconsejar, informar o incluso desmoralizar!

Por ejemplo...los alemanes, que eran mu cabritos ellos, se dedicaban a lanzar esta propaganda entre los soldados americanos para minar su moral...

"Mientras estás fuera"...haciendo clara alusión a las esposas que dejaban atrás y que se suponía que otros soldados más avispados se beneficiaban en su ausencia. Mala leche hay que tener.

Por otra parte nos encontramos con los conocidos carteles de propaganda militar sobre los que ya he hablado en alguna ocasión y que también tocaron el tema intentando concienciar a sus soldados sobre los peligros de las enfermedades de transmisión sexual.

"¿Cargada? No tengas trato con las chicas fáciles. VD no es de Victoria". Genial la alusión a los calentones masculinos con esa pistola cargada. También vemos que aparece el término VD (venerean disease: enfermedad venérea)

"Booby cogió la sifilis y la gonorrea". En este caso hacen un juego de palabras entre Bobby (un nombre muy común) y Boob (tonto)...y la verdad es que la cara de pardillo con la que mira el chaval a la vampiresa ésta le augura un futuro bastante comprometedor...

"Ella puede parecer limpia, pero... las chicas fáciles, las de echar el rato y las prostitutas contagian la sifilis y la gonorrea. No puedes luchar contra el enemigo si tienes una enfermedad de transmisión sexual"...madre de Dios, no se puede fiar uno de nadie...

Sin embargo estas advertencias eran muy necesarias, pues el tema de la guerra llevó a que se relajara el conocido puritanismo americano y se diese cierto libertinaje entre los soldados que volvían de permiso deseando catar hembra... Y eso es algo muy común en todas las guerras, pues se utilizaba mucho para evadirse del horror al que se tenían que enfrentar los hombres en el frente. De hecho en nuestra Guerra Civil española, el conocido lider anarquista Durruti incluso hizo fusilar a muchas de las milicianas que había entre sus filas por los estragos que causaron con sus enfermedades de transmisión sexual (de hecho, Durruti las llamaba "las ametralladoras" por la cantidad de bajas que causaban entre los hombres de su Columna)

He aquí un ejemplo de libertinaje en tiempos de guerra. El sueño de cualquier fetichista.

domingo, 9 de enero de 2011

HISTORIAS PARA NO DORMIR. Otra de amor.

LOS RELATOS DEL TITO JOSELFO
Pues bien, lo cierto es que a pesar de que no me gusta nada la novela rosa, he de reconocer que al personaje de MUCHO AMOR le cogí un especial cariño...y eso me llevó a querer ampliar el relato un poquito (que ya son ganas..) lo que ocurre es que una vez que empecé a escribirlo me dí cuenta que el estilo narrativo que empleaba en la "ampliación" era demasiado diferente al relato original, así que decidí reescribirlo como un relato independiente en el que se pudiera ver qué fue de la prole que tuvo mi queridísima Ildefonsa Gamonosa, cómo les fue la vida y en qué se habían convertido con el transcurrir de los años...aunque a la vista de lo que me encontré mejor hubiera sido no intentar averiguarlo...

-.MUCHO AMOR II.-
- ¡Cerillaaaas! ¡Cerillaaaaaas!- gritaba la pequeña Ilde, la chiquilla de la coja Gamonosa, la bienhablada...
- Venga cooño, animarse!...que se me está poniendo cara de hipotermia joder...que tengo los deos gordos del pie como pa amputármelos copooón!
- ¿..Por qué vendes cerillas...si eres violetera..?- le susurró una cándida y perturbadora niñita inocente -...Deberías vender violetas ¿no?
- ¿Violetas?...¿en pleno Enero y a cuarenta grados bajo cero? ¿Violetas dices?... ¿y por qué no granizadas?.. Sí, eso, no me mires con cara de carajota... Granizadas bien fresquitas so capulla... la pequeña violetera enamorada vendiendo jodidas granizadas bien fresquitas, en pleno enero y a 40º bajo cero ¿eh?, ¿qué te parece?.
- Pero, pero...las cerilleras venden cerillas, y las violeteras venden...venden violetas.
- Nooo…las cerilleras venden cerillas, y las violeteras vendemos... vendemos lo que nos sale de la Pipotaaaa!!..
- Coño, que corte.
-...Anda, mira, te lo voy a contar impúber mía, que mas dao penilla... ¿No ves que con este frío las violetas se me pudren y sólo puedo vender cerillas para, a duras penas, sacar algo con lo que alimentar a mi pobre y desválida familia?... bueno, y a lo mejón sacá pa un chute, pero sólo a lo mejón...
- Puees...pueees...Pues te jodes desagradabla de Mieerrda! ¿sábes quién es la madre del topo?...TOPOTA MADRE!! Iamputa...Aaaah, aaaah!...sollozo como una condenada..
- Adiós, adiós pequeñuela... no corras tanto y saluda de mi parte al encalador.
- ¿A quién??
- ¡Al que se encala a tu madre, pequeña golfa quejumbrosa! JAJAJAJAJAJAJA
- Uuuuuh…pa partirse la tranca oye...realmente brillante, pero se de una que si se mira bien a un espejo se dará cuenta que a su madre la violó un Golem hace…haceee...¿tú cuántos años tenías?
- Treinta
- Po treinta...CERIPOLLAAAAAS!!!

...AAAAAJAJAJAJA...
- Muy bueno, sí señor, muy bueno, pervertido querubín tocapelotas ...Eres el carrusel del humor niñata, de hecho eres tan maravillosa y fantástica que sólo tú eres capaz de tocarme lo que no tengo...
- ¿Mande?
- LOS COJONEEEEES!!
-...AAAARG, te odiooo, especie de meretriz maníaca!...OOOh!... ¿Sabes quienes son los únicos que pasan más frío que tuuuú, indigente de los cojonnes?... TUS MUERTOOOOS!!
- Zorra, más que zorraaaa, pues que tenteres que los Reyes son...
- Ya lo sé, ya lo seeeé ¿Pero a quién te crees que le vas a descubrir el mundo, aberrante zurullo patibulero?. Los reyes son mis padreees...
- Siiiií, pero ni siquiera tu madre sabe cual de los tres! ..AAAAAJAJAJAJAJAJAJAJA...
- AAAH, AAAH, AAAH... No te soporto cerda yonkarra ...AAAH, me azoro y gimo.
- ¡Que te pires!

Y la pequeña Ilde continuó con su melancólica cantinela...
- ¡CERIIIIIIILLAAAAAS! ¡MIRA QUES CERIIIIILLAAAAAS!
-...¿Cerillas?...
-
- ¿Una violetera?
- Tomar por culo, ...otra pollarda... A 40º bajo cero, los pies como si hubiera escalao el K-2 en chancletas, y venga pollardas pa la Irde...
- ¿Vendiendo cerillas?...
- Que siiií...
-...Entonces, ¿que vende una cerillera?
- La madre que las trajo a toas, como si no lo acabara de explicar...¿tú no eres mu chica pa tené ese cacho Alzheimer?
- QUE QUÉ VENDE UNA CERILLERAAAAAA!
- Adobo.
- ¿Adobo?!
- Sí, adobo en vinagre y pestiño enmelao...
- Ya...y a mí que me parece intuir un ligero torno de sarcasmo en esa respuesta...
- Anda la ostia con la detectiva...!
- Vale, vale, ya me callooo... adió, ahí te queda, muertajambre, darme una cajilla y pete al peo.
- Toma, ahí va una, por cierto, cuando se te gaste puedes usar la cajetilla pa escribir tus memorias, ...alzehimosa... AJAJAJAJAJAJAJA...
- Po no lo cojo, pero cuando te ríes te se ven las picaduras y la piorrea.
- Niña, que eso es del jaco.
- ¿De qué?
- ...Vamos a vé, tú eras diabética ¿verdad?
- Sin.
- Pues mira, toma esto, lo calientas en una cucharilla y luego te lo pinchas como si fuera insulina.
- Que cabrona, tú lo que me quiere enganchá.
- ..que no cojone...y si te da cosa te lo puedes fumá en papé de plata, que eso se llama un Bazuko y no engancha ni ná, además, los celíacos lo toman en misa en ver de la Ostia.
- Vale, pero que sepas que tienes una cara que parece que te vaya a caé muerta de un momento a otro, hedionda.
- Sí, bueno, ya me contarás tú dentro de unos años...toma, toma...
- Oye, por cierto, ¿tú no eres la hermana de Gorky?, sí hombre, el mongolón ese que va por ahí dando por saco...
- Ojú..
- AJAJAJAJA! Sí, sí, eres la hermana de Gorky! JAJAJAJA ...no vayas a salir corriendo detrás mía haciendote pajotes...AJAJAJAJA! Po eres clavá. Ma dicho mi madre que tú limpiabas en las casas y que te echaron porque arrebañabas de los monederos de las viejas, y que tu hermano se tomó unas porquerías que se encontró en tu cajón registroneando y que casi se muere, que se llevó una semana subido en la antena del bloque pegando chillíos.
- Sí, sí lo que tú digas... anda vete un rato que me espantas los clientes.
- Tú de eso no tienes, además, man dicho que un día te cogió tu padre en la cama con tres angoleños y que tu hermano el mongolón estaba espiando por la rendija de la puerta y casi se vuelve loco majarón. Que le tuvieron que poner una inyección pa provocarle un coma porque se quería tirar hasta al chinfonié.
- Oye niña, ¿tú no tienes na mejon que hacer que dá porculito?
- ¿Pero es verdad? ¿Y es verdad que tu hermano se empelota y se esconde en los ascensores de los bloques dando voces? Sí, sí, que te estás riendo. Ma dicho mi tía que la última vez tuvieron que llamar a los del zoo para que le disparasen un dardo tranquilizante porque cogió a una vieja del pelo y se tiró por el hueco de la escalera.
- Eso se lan inventao
- Po no que la vieja era mi vecina, campullaa...
- Po te joe.
- Po joete tú, que tu madre se murió de un chungo, y te mete las cerillas por los güevo que tengo un Zippo de XII barras...
- Que asco hija. Que ganas tengo de que se mueran las niñas chicas.

Y así siguió transcurriendo la triste vida de Ildefonsa la violetera, la chiquilla de la coja Gamonosa, la bienhablada. Y tuvo muchos chiquillos con to bicho viviente, y las niñas que no le pudieron retirar los de Servicios Sociales, porque no daban abasto con la tía esta, salieron violeteras como toda la familia, y tuvo una que no era mongola, pero que tenía un plomazo dao en to lo alto. Nunca podrá decir que tuvo dinero o vestidos, ni comodidades de ninguna clase, ni respeto ni dignidad, ni nada de nada, de nada en absoluto, pero siempre recordó que, aunque no le servía pa mierda joía, siempre tuvo MUCHO AMOR.

sábado, 8 de enero de 2011

CANCIÓN ¿¿HAPPY??. "Creep" de Radiohead versus "Así soy yo" de Cabeza de transistor.

Pues lo cierto es que happy, happy no es que sea precisamente la canción...de hecho la traducción del título sería algo así como "arrastrado", "desgraciado" o, como dice la traducción que aparece en el video (con la que no estoy del todo de acuerdo) "cretino". Sin embargo hoy por hoy y desde hace ya muchísimo, es una de las canciones que más me gustan del mundo mundial.

En fin, la cosa es que oyendo la radio el otro día, descubrí una versión de coña que le hicieron dos esperpentos llamados "Cabeza de transitor" y que por lo visto salieron de un programa de radio llamado "Asuntos propios" (a saber cómo se pertreñó la historia). Total, que hicieron esta versión y por lo visto tuvo tanto tirón que al final hicieron una versión de la versión (valga la redundancia) en la que participan artistas como Juan Luis Cano (del duo Gomaespuma), el Gran Wyoming, o el rapero el Langui entre otros. Y la verdad es que me hizo su poquito de gracia, así que me permito acompañar una de otra para que, entre la calidad de la primera y el cachondeo de la segunda, salga algo parecido a una canción Happy (eso sí, para aquel que quiera terminar de machacarse el oído, le paso el vínculo para que escuche la versión "original" de estos dos prendas: http://www.youtube.com/watch?v=tJK85lPIeJo )

Hale, pues ahí va el cóctel..

video

video

MILITARIA: Cuchillos de combate USA -Modelo Knuckle-. II Guerra Mundial. (I)

CUCHILLOS M1917 y M1918 "KNUCKLE"
El tema de los cuchillos de combate es algo que durante mucho tiempo obvié a pesar del interés que sin embargo tengo por el coleccionismo de bayonetas (tan parecidos y tan distintos a la vez)
A veces no sólo parecidos sino incluso casi idénticos, como en el caso del cuchillo de combate M-3 (a la izquierda) y la bayoneta M-4 (a la derecha)

La única diferencia entre ambos era que la bayoneta llevaba una anilla en la guarda para pasar el cañón de la carabina y un sistema de enganche en el pomo para fijarla al fusil.

Por algún motivo, me parecían "armas de segunda"...es decir, no les encontraba el espíritu militar que destilan las bayonetas. Tal vez fuera por el desconocimiento que sobre estos modelos tenía, a los que consideraba (a veces acertadamente) como meros accesorios que algunos soldados adquirían de manera particular para llevarse al frente, lo que me llevaba a pensar que nunca se podría saber con un mínimo de seguridad si un cuchillo había participado en la guerra o no a menos que lo hubieras heredado de algún familiar que en ella participara y supieras con certeza que lo había usado allí; por lo tanto jamás mostré interés alguno en adquirir ni coleccionar este tipo de armas. Sin embargo un día, visitando un foro militar USA, me encontré con un tema que trataba precisamente sobre los cuchillos de combate americanos y en el que descubrí que no sólo era un artículo que usó prácticamente la totalidad de los soldados que combatieron en la guerra, sino que además había modelos específicamente encargados por el Ejército y distribuidos entre los soldados formando parte de la dotación que a estos se les daba (en algunas ocasiones, modelos de exclusivo uso militar que ni siquiera podían ser adquiridos por el público en general), y eso me llevó a investigar más profundamente en el tema, despertando así mi interés por coleccionar este tipo de armas.



Estos dos soldados confederados nos muestran orgullosos sus enormes cuchillos de combate del tipo "Bowie".

Comenzando por la I Guerra Mundial nos encontramos con que el cuchillo de combate se manifestó como un arma práctica y muy necesaria dada la naturaleza misma de este conflicto, una auténtica guerra de trincheras en la eran muy usuales las refriegas cuerpo a cuerpo dentro de estos angostos lugares...unos estrechos pasillos en los que las largas bayonetas típicas de la época no podían utilizarse con comodidad y de manera efectiva, hasta el punto de que muchos de los soldados se fabricaban artesanalmente lo que se conocía como "cuchillo de trincheras" y que en muchos casos eran sus propias bayonetas a las adecuaban a tal efecto recortándoles la hoja.



Estas eran las larguísimas bayonetas 1.917 que los soldados americanos debían usar durante la I Guerra Mundial.

Y aquí vemos un cuchillo de trincheras fabricado precisamente a partir de una de esas bayonetas. Como se puede ver se le ha recortado la hoja y la anilla de la guarda.



En cualquier caso, de este conflicto nos llegó un cuchillo especialmente conocido: el famoso "Knuckle", diseñado por el Mayor James Eugene Mcnary (del Servicio de Aprovisionamiento de Armas) destinado en Francia durante la I Guerra Mundial, y que venía a ser un cuchillo de combate con una defensa adaptada para ser utilizado como efectivo "puño americano" (de ahí el nombre Knuckle: nudillos).





Cuchillo knuckle modelo 1.917

Dos variantes del cuchillo knuckle modelo 1.918

Soldado estadounidense con su "Knuckle" modelo 1.917 durante la I Guerra Mundial.

Tan popular se hizo, que diversas contratas fabricaron este mismo modelo pudiendo verse distintas versiones del Knuckle.



Modelo específicamente diseñado y fabricado para el 1º batallón de Rangers americanos.

De hecho, en muchos casos los soldados se los llegaban a fabricar artesanalmente imitando este modelo.



Aquí vemos a un marine (II Guerra Mundial) con un cuchillo Knuckle fabricado artesanalmente.

Este modelo resultó tan útil que su uso llegó a extenderse hasta la II Guerra Mundial, pudiendo verse entre los pertrechos de muchos de los soldados que en este conflicto combatieron.



El modelo que pudo verse de nuevo en acción fue el 1.918. Aquí tenemos el ejemplo de uno al que se le ha habilitado una funda de cuero de las usadas con los cuchillos de combate de II Guerra Mundial.

Grupo de Marines de II Guerra Mundial echándose una partidita de cartas con sus "Knuckle" bien ceñidos al cinto.



Por lo tanto estos cuchillos no sólo no son “armas de segunda” como erróneamente pensaba, sino que dichas piezas fueron especialmente útiles para el soldado, pues lo mismo se utilizaba como efectiva arma ofensiva que como práctica herramienta, sirviéndose de ella para cosas tan habituales como abrir las latas del rancho...o tan delicadas como buscar minas!



Dos marines degustando su rancho después de haber usado un cuchillo Knuckle (clavado a la izquierda) para abrir las latas. Como se puede ver, este modelo en concreto se ha fabricado artesanalmente a partir de una bayoneta Lee-metford.
En este caso vemos a otro soldado desenterrando una mina después de haber usado su cuchillo Knuckle (clavado junto a él) para encontrarla (era muy usual que utilizasen la hoja de sus bayonetas, machetes o cuchillos para clavarlas en la tierra y dar con la mina sin hacerla estallar)

domingo, 2 de enero de 2011

Razas de El Señor de los Anillos: LOS ELFOS (III)

LOS NOLDOR
El segundo Pueblo en iniciar el Gran Viaje a Valinor fue el de los Noldor quienes, liderados por su Señor Finwe, llegaron allí junto a los Vanyar, y donde también alcanzaron la categoría de Calaquendi o Elfos de la Luz por los vastos conocimientos y dones que allí recibieron.
Fingolfin, hijo del rey Finwe y uno de los Noldor más poderosos que hubo, pues se enfrentó al mismísimo Melkor a quien hirió hasta en 7 ocasiones antes de caer vencido.

Sin embargo, al contrario de los Vanyar, no todos los Noldor se quedaron a vivir para siempre en Valinor...engañados por Melkor (quien habitó en las Tierras sagradas durante un tiempo escondido tras falsas promesas de arrepentimiento y perdón) y a causa de las mentiras que fue sembrando entre ellos, la mayor parte del Pueblo Noldor decidió realizar el camino de vuelta a la Tierra Media en busca de nuevas tierras para gobernar y ansiando venganza contra Melkor, quien huyó allí después de manifestarse como el malvado Ainur que siempre fue y causar muchísimos males en las tierras bendecidas, entre los que se cuentan el asesinato de Finwe, rey de los Noldor, y el robo de los Silmarils (unas joyas mágicas obras de Feanor, el primogénito de Finwe) Los Noldor abandonan Valinor determinados a llegar a la Tierra Media, donde fueron conocidos como "Altos Elfos" pues venían de las tierras sagradas de los Valar.

Esta estirpe también fue conocida por el nombre de "Elfos profundos" por los enormes conocimientos que poseían sobre las riquezas de la tierra, las cuales moldeaban a su antojo siendo los Elfos artesanos y constructores por antonomasia de entre todos los Eldar. Por ello fueron los Elfos favoritos de Aule, el Valar artesano y señor de las profundidades de la Tierra, de quien aprendieron todo lo que éste les pudo enseñar. Los Noldor se manifestaron como unos fieros guerreros que esgrimían temibles armas y lucían impenetrables armaduras forjadas gracias a los enormes conocimientos de herrería que habían adquirido del Vala Aule.

Sin embargo además de unas mentes inquisitivas y una especial dote para todo tipo de artesanía y arquitectura tambien les caracteriza un orgullo, en ocasiones excesivo, que propició su decisión de abandonar las Tierras bendecidas y partir a la Tierra Media, cometiendo en el camino la primera matanza conocida entre los Elfos al asesinar a muchos de los del Pueblo Teleri para apropiarse de sus barcos y encaminarse con ellos a la Tierra Media, motivo por el cual cayó sobre ellos una maldición que les ocasionarían muchos males y que les condenó a no poder volver a Valinor durante muchas Edades.

Ilustración de Ted Nasmith en la que se ve la cruenta lucha que se dio en los Puertos de Alqualonde cuando los Noldor decidieron hacerse por la fuerza con los barcos de los Teleri ante la negativa de éstos de cedérselos para que abanonasen Valinor.

Sin embargo no todos los Noldor abandonaron la tierra de los Valar...una pequeña parte volvió sobre sus pasos, arrepentidos por los males causados, y tras recibir el perdón de los Valar, se quedaron en las tierras bendecidas, siendo regidos allí por Finarfin, uno de los hijos del asesinado rey Finwe, y allí aguardaron el regreso de sus "hermanos" que poco a poco, y tras redimirse, fueron volviendo a Valinor hasta que ninguno de ellos quedó en la Tierra Media.

A la derecha, Finarfin en una "foto familiar". Este gran Elfo se caracterizaba por haber heredado de su madre Indis la templanza y el color de pelo de los Vanyar.

Físicamente esta estirpe se caracteriza por tener el pelo marrón oscuro o negro y los ojos grises o de color oscuro, aunque también se podía ver entre ellos a miembros con el pelo rojizo (como algunos de los hijos de Feanor, el primogénito del rey) y algún caso excepcional en el que se puede ver el color plateado más propio de los Teleri (como es el caso de Míriel, la que fue primera esposa del rey Finwe y madre de Feanor) o el rubio propio de los Vanyar (como en el caso de Glorfindel, uno de los grandes Señores Noldor, o bien algunos descendientes de Indis, la segunda mujer de Finwe, ya que ésta pertenecía al pueblo Vanyar).

Feanor, con el pelo "negro como plumas de cuervo" (según lo describe Tolkien) junto a su hijo Maedhros, quien heredó de su abuelo materno el color rojizo del pelo.

La dama Galadriel, hija de Finarfin, y cuyo cabello de oro era igual que el de su abuela Indis, la segunda mujer del Rey de los Noldor.